La pandemia del coronavirus ha modificado sustancialmente no solamente nuestros hábitos, sino también las formas de comunicarnos y el modo en que nos vinculamos con los contenidos. Puede decirse, sin lugar a dudas, que fue el año por excelencia tanto para las redes sociales y las plataformas de videollamadas, como así también para las plataformas de streaming y contenidos audiovisuales a demanda.

Hablemos de Twitch

Twitch es una red social que ha revolucionado los servicios de transmisión de vídeos. Además, ha convertido a los vídeos en streaming en los verdaderos protagonistas de nuestros consumos culturales. En sus comienzos, Twitch buscó ser un espacio que sirviera de punto de encuentro para gamers. Se buscaba generar una plataforma donde se pudieran poner en común los nuevos avances y descubrimientos del sector de juegos, planteando interrogantes y aprendiendo de otras personas. 

Después de haber sido comprada por Amazon en el año 2014, la plataforma no ha dejado de crecer. Desde ese entonces, se fueron incorporando diferentes características, especialmente para las personas suscritas en Amazon Prime, como fue el caso de evitar anuncios, las transmisiones en vivo, las suscripciones gratuitas a canales, entre otras cosas. 

Pandemia como un punto de inflexión 

Pero, ciertamente, el 2020 nos sorprendió a todos con una pandemia. Al no poder salir de casa y tener que evitar los encuentros sociales con otro, nuestro tiempo en las pantallas se ha disparado considerablemente. A esto se suma que la mayor parte de las personas debieron adecuar sus tareas laborales a una modalidad home office en la que los trabajos empezaron a hacerse cada vez más frente a las pantallas. 

La adecuación del trabajo no fue el único cambio. El encierro y las distintas medidas para reducir los contagios de coronavirus llevaron a nuevas necesidades de entretenimiento. En ese aspecto, plataformas como TikTok y Twitch vivieron un auge explosivo. Tanto así que se han convertido en redes sociales emergentes en España. Según estudios, la audiencia de Twitch aumentó a 5.000 millones de horas de observación, siendo esto un aumento del 60% a sus números anteriores a la pandemia, llegando hoy a más de 17 millones de visitas por día. En muy poco tiempo, las cifras pasaron a ser abrumadoras, a la vez que su carta de contenidos creció también sustancialmente. 

Twitch hoy

Hoy en día, en la pantalla de Twitch es posible encontrar una cantidad muy grande de ventanas que invitan a pasar allí horas y horas. Además, se accede a un listado de canales recomendados en función de las búsquedas que se realizan, con categorías que enlazan a temáticas concretas. Esto vuelve a Twitch una especie de imán para las personas. Desde retransmisiones en vivo hasta torneos oficiales en streaming, las posibilidades hoy dentro de Twitch son muy amplias. 

Los gamers famosos se pasan cada vez más a Twitch porque es una plataforma que ofrece productos sin edición, sin filtros y en directo, con un buscador que permite encontrar videos antiguos y canales concretos por los que se pueda tener interés. Pero, además, Twitch está de la mano con Discord, una aplicación similar a Skype para amantes de los videojuegos, donde las personas pueden comunicarse entre sí a través de distintas opciones como video, texto o audio, añadiendo posibilidades que, antes, pertenecían a ciertas aplicaciones hoy tradicionales como WhatsApp.