Microinfluencers y nanoinfluencers - Agencia marketing digital - Ecoeureka

El marketing de la influencia es algo que lleva tiempo en desarrollo. Ha modificado sustancialmente las formas tradicionales de hacer publicidad y se ha instalado como una de las maneras más demandadas en la actualidad. 

Antes de que Instagram lanzara su plataforma de publicidad, los influencers ya creaban sus audiencias publicando respecto de su vida cotidiana, generando una sensación de cercanía entre ellos y los usuarios. Los usuarios comenzaron a acceder a la posibilidad de comentar sus publicaciones, de generar algún tipo de intercambio y de sentirse parte de la vida cotidiana de esa persona a la que admiran. Este tipo de marketing ha vivido un fuerte impulso, especialmente desde la consolidación de Instagram como una de las redes sociales más importantes de la actualidad, considerándose a estos influencers como parte de los líderes sociales más importantes de la actualidad para la publicidad. 

Teniendo esto en mente, hoy en día, podemos hablar tanto de microinfluencers como de nanoinfluencers. Estos se están convirtiendo desde hace tiempo en los favoritos de las marcas, tendencia que se cree que va a continuar creciendo. 

¿Qué son los microinfluencers?

Los microinfluencers son usuarios de las redes sociales que se especializan en particular en un nicho de mercado o en un sector específico. Son personas que comparten contenido en sus redes sociales respecto a sus intereses, a la vez que publican ciertos posts patrocinados luego de asociarse con determinadas marcas. Los microinfluencers están fuertemente conectados con su audiencia y generan una relación más cercana con esta. 

A diferencia de lo que se considera como macroinfluencers, los microinfluencers se perciben como más auténticos, reales y cercanos a las personas que observan y que interactúan con sus perfiles. Además, sus publicaciones suelen mostrar un perfil menos comercial que en los otros casos, a la vez que se ven menos preparadas, lo cual genera una mayor cercanía por parte de los usuarios que no se sienten invadidos por grandes publicaciones altamente pensadas para hacer publicidad.

Por otro lado, además de tener interacciones más genuinas y agradables con las personas, los microinfluencers generan mayor credibilidad. Pero, también, son más económicos para las empresas en lo que respecta a colaborar con ellos, aunque es cierto que ello va a depender tanto del profesional como de la agencia de marketing de influencia. Lo que favorece que representen un costo menor es que las empresas tengan la posibilidad de trabajar de manera simultánea con más de un microinfluencer a la vez.

¿Qué son los nanoinfluencers?

Por su parte, los nanoinfluencers son similares a los microinfluencers, pero a mucha menor escala. En general, son personas normales que cuentan con una base de seguidores que no supera los 1.000 y que se forma por sus conocidos, sus amigos y familiares. Si bien es cierto que no poseen una gran cantidad de seguidores, las marcas saben que son personas que generan mucha más confianza, puesto que su audiencia es de su círculo (o cercana a este) y sus mensajes terminan teniendo más credibilidad.

Lo que hacen los nanoinfluencers es hacer publicaciones de manera honesta en las redes sociales, sea hablando de una película que les ha gustado, sea mostrando su comida o el lugar al que han salido, sea compartiendo notas o contenido de interés, entre otras posibilidades. Se trata de personas que logran una buena interacción con los usuarios que les siguen. 

Nanoinfluencers y microinfluencers 

Según diferentes estudios, cuando menos seguidores tienen los influencers, más interacción se genera. Es esta la principal ventaja de los nanoinfluencers y los microinfluencers sobre los influencers tradicionales y las celebrities. Y, a la vez, es una de las ventajas de los nanoinfluencers sobre los microinfluencers. La conexión con la comunidad es lo que se termina visualizando en el engagement rate. De esta manera, los anunciantes pueden contratar a varios v o microinfluencers en lugar de una o dos celebrities, consiguiendo una interacción mayor con la comunidad.

El atractivo de estos para las marcas

Diversos especialistas sostienen que la ventaja de los microinfluencers y los nanoinfluencers se basa especialmente en que son personas que generan perfiles cercanos y honestos. Son personas que cuentan con una mayor credibilidad que las celebrities a la hora de hablar de productos y servicios, a la vez que no presumen una enorme masa de seguidores. Esto último lo que genera es que no sean personas que estén en contacto con una gran cantidad de marcas, siendo más fieles a las marcas que los contratan.

Las marcas, hoy en día, buscan cada vez más acudir a personas que puedan ser files a su nombre y su producto. En este sentido, mientras las grandes influencias pueden estar en contacto con una gran cantidad de marcas de manera simultánea, los microinfluencers o nanoinfluencers pueden vincularse más concretamente con la marca. También existe la posibilidad de que se alíen con una firma en particular que les gusta o por la que sienten una cierta afinidad. 

Finalmente, debemos aclarar que la importancia de estos nuevos influencers no quiere decir que las marcas deban dejar de trabajar con personas famosas, puesto que estas pueden aportar otros elementos de utilidad. No obstante, se ha visto que los perfiles con menos de 10.000 seguidores tienen un 10% de engagement, mientras que las cuentas con más de 1 millón llegan al 0,02%. ¡Descubre más en Ecoeureka!